miércoles, 28 de septiembre de 2016

El niño que vivía en las estrellas de Jordi Sierra i Fabra







Al despacho del doctor Rojas llega un niño que no puede comunicarse con los demás. Nadie sabe de dónde ha salido; incluso podría venir de las estrellas...
Con este relato rebosante de intriga, Jordi Sierra i Fabra consigue acercar al lector algunas reflexiones en torno de la deshumanizada sociedad que entre todos estamos construyendo.


Este pequeño libro de 108 páginas lo leí por primera vez en primero de ESO y he decidido leerlo de nuevo porque recuerdo que me encantó y me acercó mucho a la lectura. Incluso me acuerdo que mi madre se lo leyó mientras esperaba a que yo saliese del instituto y no aguantó la intriga y lo acabó.

Su argumento es muy sencillo: llega un día un niño que no habla a la consulta del doctor David Rojas, quien decide indagar hasta obtener una solución. El niño actúa como si estuviese conociendo todo de nuevo, ni come, ni habla. El doctor está esperando un hijo, lo que le acerca más a querer saber de dónde ha salido este pequeño niño que no aparenta más de 7 años. El niño misterioso empieza a decir palabras sin sentido que no tienen relación: habla como si le estuviesen maltratando pero también dice cosas relacionadas con otra galaxia y que él es el dios.

Se lee muy muy rápido, tiene la letra bastante grande y son pocas páginas. Ideal para una tarde que apetezca leer algo sencillo. Aún así, cada palabra da un paso más en la investigación sobre el niño desaparecido y es importante. Se puede saborear bien a pesar de que es un libro infantil.

El autor hace reflexionar al lector sobre el maltrato en general, y más concretamente a los niños; también sobre algunos vicios como la bebida y las nuevas tecnologías que podrían ser las nuevas drogas. Me llamó mucho la atención esto último porque el libro se publicó en 1996, cuando aún no existían muchas cosas de las que hoy sí. Es evidente que los videojuegos pueden convertirse en un vicio para muchas personas y ya el autor lo está denunciando desde hace 20 años.



La historia del niño desaparecido hace que se quiera saber más y más, tomas tus propias conclusiones pero luego ocurre algo que lo cambia. Está narrada de una forma muy sencilla pero que esconde una historia muy sentimental. Para ser un libro infantil, está repleto de cosas que te hacen reflexionar. Y bueno, digo infantil pero en realidad pone que es para mayores de 12 años.

Está acompañado de ilustraciones hechas por Carme Solé que reflejan bastante bien como es el niño. Aunque quizás tampoco sean de lo mejor.

Si queréis un libro para leerlo en un rato que os haga reflexionar sobre la sociedad, este es vuestro libro. Es precioso, triste, emocionante y reflexivo. Le doy 4/5








4 comentarios:

  1. Hola!!
    Me alegro que te haya gustado, por el momento lo dejo pasar
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    No conocía este libro pero me le apunto :D
    Jordi Sierra i Fabra es el autor de mi infancia y hace muchísimo que no leo nada suyo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Este es un buen libro, así que te animo a ello.

      Un saludo!

      Eliminar

¿Vas a comentar? ¡Me encanta la idea! Cuéntame qué te ha parecido, tus opiniones, alguna sugerencia,... lo que quieras. Recuerda que puedes decorar tu comentario haciendo un copia-pega:
❤ / ▲ / ♫ / ★ / ✔ / ☀ / ✉ / ⚡ / ☕ / ✿ / ❄ / ♡ / ☮ / ✌
✍(◔◡◔) / ♥‿♥ / \ (•◡•) / / ♬♪♫

Muchísimas gracias por tu aportación ❤

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...