jueves, 20 de julio de 2017

El color púrpura

 El color púrpura | Alice Walker | Premio Pulitzer 1983 | Novela epistolar 
Esta es la historia de dos hermanas norteamericanas de raza negra. Nettie ejerce como misionera en África y Celie vive en el Sur de Estados Unidos, casada con un hombre al que odia y abrumada por la vergüenza de haber sido violada por su padre. A lo largo de treinta años ambas mantienen el recuerdo y la esperanza de reencontrarse y vuelcan sus sentimientos en unas cartas conmovedoras. Pero la dramática existencia de Celie cambiará cuando entre en su vida la amante de su marido, una extraordinaria mujer llamada Shug Avery.
Primer libro que leemos en el Club de Lectura: Una habitación Violeta, y primer libro que nos enamora a todas por completo. Toda una lástima que esté descatalogado. Si queréis un libro que desgarre el alma, que haga pensar, que saque todo de vosotros... este es vuestro libro.

Desde el principio, esta majestuosa novela empieza de una forma conmovedora y dura. A Celie, nuestra protagonista -negra, y además mujer-, la viola su propio padre, que además de dejarla embarazada, le quita a sus dos hijos nada más nacer. Nettie es la hermana de Celie, y desde el comienzo significa alegría y amor para Celie. El padre -Pa- intenta también hacer lo que quiera con su hija menor, pero nuestra protagonista la protege por encima de todo. Albert, otro hombre negro, intenta casarse con Nettie, sin embargo, Pa solo le deja llevarse a Celie. Y así pasa. Celie va a una nueva vida con este hombre donde solo hace sufrir violencia, machismo y racismo, y encima sin su querida Nettie. A partir de aquí, aparece en su vida Shug Avery, una joven cantante que se toma la vida a su forma. Shug va a ir cambiando su vida y la forma de verla poco a poco.

Celie y Nettie, siempre unidas

Además de tener unos personajes totalmente realistas, profundos y emotivos, la novela trata muchos temas que cualquier persona se cuestiona hoy en día. 

a) Feminismo: Uno de los temas principales y que más se hablan durante todo el libro. Celie es una mujer, y según los hombres que la rodean todas las mujeres sólo sirven para mantener la casa limpia y cuidar a los hijos. Esto se refleja claramente durante toda la historia, y es un tema que aunque parece de hace cinco siglos, sigue todavía en la mente de algunos/as. Para romper con ello, tenemos a uno de los personajes que más destacan en esta novela epistolar, Shug Avery. Ella es una mujer "libre", que se dedica a hacer lo que más le gusta, cantar, por todo el país; y le da igual lo que digan y lo que hagan. Shug es la amante del esposo de Celie, y sin embargo, Celie no se siente celosa porque ella no quería casarse con él. Shug es un alma libre y da ese toque de frescura para rechazar el machismo en el que se encuentran inmersas las mujeres. ¡Ah! Se me olvidaba. Las mujeres sirven para una cosa más: para que sus maridos suelten sus cabreos con ellas. 

b) Racismo: En la época en la que ocurre nuestra historia aún sigue existiendo esa segregación entre blancos y negros- y dentro de los negros están los hombres y las mujeres-. Mientras vamos leyendo la historia de Celie y Nettie, nos vamos dando cuenta de que, los negros ya discriminan a las mujeres por ser mujeres; pero, además, los blancos tratan mal ya a las personas por ser negras. Hay una escena en la que Celie conoce a una mujer negra y por el hecho de tener más dinero que ella, Celie se cree inferior. Luego se ve claramente como por el hecho de ser negra, esa mujer "rica" también es inferior. Hay una frase muy famosa del libro -con razón- que dice algo como:
"Eres negra, eres pobre, eres fea, eres una mujer. Vamos, que no eres nada"
Celie: negra, pobre, fea, mujer.

c) Religión: Creo que cómo se trata la religión en la novela es muy interesante y te hace plantearte muchas cosas. En las cartas de Nettie, ella cuenta que siempre ha pensado en Dios como una persona blanca, con el pelo rizado y ojos azules -vamos, como nos lo imaginamos todos- y sin embargo, se da cuenta de que no es así. Seguramente Dios era negro y además con el pelo típico de una persona negra. Otra vuelta de tuerca la tenemos por parte de Shug, que le cuenta a Celie que ella ve a Dios en la naturaleza y en las cosas bonitas que vive. Es una forma original y preciosa de ver a Dios.

d) Sexo: Celie es violada por su padre cuando aún era una niña, y cuando se va a vivir con Albert, este la toma como un objeto para tener sus necesidades y fin. Así de crudo nos lo cuenta Celie en sus cartas. Así que para ella es un tema tabú y no existe el placer ni nada por el estilo. Sin embargo, Shug -como no- aporta otro toque fresco aquí y empieza a hacer que Celie se quiera un poco más y empiece a darse placer a ella misma. ¿No os parece bonito? Aquí se habla de este tema cómo deberían hablarse en la vida real, sin tabús ni tonterías.


El color púrpura se va directo a los mejores libros de 2017 y no me hace falta leer mucho más. Es un libro duro, pero precioso. Merece muchísimo la pena, tanto por todo lo que conlleva la historia de Celie -que ya es una maravilla-, como por todos los temas que se tratan y que dan de qué hablar. Me he dejado muchos detalles y personajes, así que descubridlos vosotros mismos. Mil gracias, Alice Walker.

PD: Intentad no llorar con el final

domingo, 16 de julio de 2017

Review: Por trece razones



Nunca había visto una serie (ni película, ni libro, ni nada) sobre el suicidio y tras ver y oír las críticas que tiene, no pude resistirme. Estas críticas eran tanto malas como buenas, pero me pareció interesante tomar mi propia opinión sobre los temas de los que se hablan en Por trece razones, o Thirteen Reasons Why -que no son pocos-.

Hannah Baker es nuestra protagonista, una joven que decide suicidarse -tranquilos, esto es la premisa de la historia- y deja en forma de cintas sus 13 razones para haber tomado semejante decisión. Las cintas van pasando por cada una de las personas en las que se habla en ellas, y en cada una va dejando huella y diferentes sentimientos, emociones y reacciones. Durante la serie se van alternando los hechos en el presente, los sucesos que va contando Hannah, y los recuerdos de algunos de los personajes. Hannah es una chica nueva en el instituto, y una profesora le ayuda a tener una amiga, Jessica, para que no se sienta tan sola. También empieza a trabajar con Clay Jensen para ayudar a sus padres. A partir de aquí, a Hannah empieza a sucederle desgracia tras desgracia que terminan por hacerla acabar con su vida.

Clay Jensen
Junto con Hannah, otro personaje principal es Clay Jensen -mi amor platónico-. Clay queda bastante afectado por la muerte de Hannah, y la serie nos relata sus reacciones al escuchar las cintas que grabó ella antes de suicidarse. Los padres de Clay son bastantes estrictos y quieren saber qué pasa por la cabeza de su hijo, por lo que además de sufrir por las confesiones de Hannah, tiene que estar pendiente de que sus padres no se enteren de nada. Hay que destacar a Tony, un chico que parece que conoce más sobre por qué Hannah hizo lo que hizo, pero también parece que no piensa soltar nada. Jensen sentía por Hannah, así que ver cómo va descubriendo las cosas que le pasaron y cómo se va sintiendo es como dejar aflorar muchos tipos de sentimientos: rabia, comprensión, impotencia, pena, horror... Algo que me parece espectacular es la evolución de Clay: empieza siendo un chico tímido sin voz ni voto y acaba luchando por la verdad y la justicia.

Uno de los temas importantes de la serie es el feminismo, o más bien: la falta de feminismo en la sociedad. A Hannah la tratan en ocasiones como un objeto sexual, y tanto es así que la definen como "la chica con mejor culo" y se pasan la vida haciéndole señas -no bonitas, precisamente-. También la llaman puta y fácil por estar con chicos cuando ni si quiera se sabe si es verdad. Y aunque lo fuese: ¿qué importa? ¿Por qué demonios el tío siempre es un superhombre y la tía una zorra?
Hannah Baker

Mr. Porter
Otro personaje que no puede quedar atrás por la repercusión que tiene en Hannah es Mr. Porter. Es como el orientador del instituto. Pienso que no tiene ninguna mala intención y solo busca que todo el mundo esté lo mejor posible, pero, en contra de esto, creo que es una de las personas que más efecto tiene en la decisión de Hannah Baker. En un momento de la serie, Mr. Porter le dice a Hannah que la solución es pasar página. ¿En serio estás diciendo eso? Para algunas personas, Hannah es una drama queen, pero se les olvida pensar que cada uno tiene sus sentimientos y formas de ver la vida, y lo que para uno puede ser una tontería, para otros es una razón para sentirse en la mierda.

El tema del suicidio creo que no queda bien reflejado en la serie, y es un gran pero. No sé cuáles serían las intenciones de los productores, pero parece que el suicidio sí es la solución, cuando no lo es. Hay que tener mucho cuidado cuando se habla de un tema así, y como no lo han tenido, creo que no es una serie para cualquier persona.

Si pensáis ver la serie, tomaos una tila mientras veis los últimos dos capítulos porque se pasa peor que en la guerra. No por pena precisamente.


Valoración: Creo que no es una serie que pueda ver cualquier persona porque el tema del suicidio no está bien llevado del todo. Sin embargo, se ven muy bien otros temas como el feminismo, la justicia, la culpabilidad, la empatía... Es una serie que merece la pena ver.

lunes, 10 de julio de 2017

Quiero leer libros que yo quiera leer (post informativo)

En la entrada de hoy no vengo a hablaros de ningún libro, ni es una reseña. Ni nada por el estilo. Hoy quiero contaros de cómo va a cambiar el blog y por qué. Durante este tiempo he estado dándole vueltas a algunas cosas, como a qué tipo de libros quiero ahora en mi vida, cuánto quiero leer, y cómo quiero leer. Sobre todo ahora que estoy trabajando, me apetece leer libros que de verdad me atrapen, y no quiero leer libros que sean solo por leer algo. En esta etapa de mi vida me apetece leer historias que me marquen, quiero empezar a leer sobre feminismo y quiero leer libros que yo quiera leer.

Los cambios que van a haber son los siguientes:


1. He tenido que tomar la decisión de no colaborar con autores/editoriales. La razón es simplemente que me falta tiempo y me apetece más dedicarme a leer libros que realmente quiera leer. Cuando faltan las horas para leer es cuando una se da cuenta que es mejor leer lo que el cuerpo pida y no agobiarse con historias que no son para nosotras. Además, con tantos pendientes que tengo, no hay espacio físico para más en la lista. Si en algún momento quiero reseñar un libro de un autor/a, o lo compraré o me pondré en contacto con él/ella.

2. Quiero empezar a leer libros feministas y más autoras. Creo que ahora lo necesito en mi vida porque empiezo a recibir información y quiero aprender y aprender. No suelo leer libros así, pero quiero hacerlo. A lo grande. Está más que claro que las autoras tienen menos visibilidad en la literatura, así que quiero darle la oportunidad a mi género.

A partir de este segundo punto vienen dos más:

3. Club de Lectura: Una habitación violeta. Mi querida Sandra del blog Mi rincón de libros y yo, Sandra del blog Sueños entre letras y Vanessa de Iris de Asomo, han creado este magnífico club para leer libros feministas. Creo que estas lecturas tienen mucho que aportarme, así que me he unido sin dudarlo. Ya hemos empezado a leer El color púrpura, y lo estamos disfrutando -al menos yo-. En agosto leeremos Una habitación propia, libro que le da nombre al club y tengo unas ganas enorme. Hacen falta más iniciativas así, y me alegra mucho que vayan saliendo una tras otra.

Dejo aquí el link al post de Sandra.

4. Club de Lectura: Las Hijas de Mary Wollstonecraft. Otro club de lectura, pero esta vez dedicado a la lectura de libros escritos por mujeres, sean feministas o no. Lo que más me gusta de este club es que te da la libertad de leer el libro que quieras y si en algún mes no te apetece leer el libro que se ha votado, pues no lo lees. El club ha sido creado por María Antonieta, María Zanahoria y Eliana.  

Dejo aquí el link del grupo en goodreads.

5. (En realidad no es un cambio) Voy a ir publicando entradas cuando pueda y tenga ganas. No puedo decir que no tenga tiempo, porque tengo. Pero, ha sido tal agobio durante el curso que a veces prefiero dedicar mi tiempo a otra cosa que a escribir en el blog.

6. Diseño del blog. Como se puede ver, he cambiado algunas cosillas porque cuando algo es siempre igual, me aburre. Seguramente iré cambiando más cosas. No os asustéis.

7. Quiero subir entradas más reflexivas. Tipo: mi experiencia en blogger, feminismo/machismo en la literatura, autopublicación, consumismo...


Hasta aquí los cambios en principio. Ya sabéis que podéis dejarme qué os parece abajo y alguna propuesta que se os ocurra.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...